3R

El vivir con los ojos atentos y el corazón abierto, hace que nos comprometamos en el cuidado de la Vida y por lo tanto, en el cuidado de nuestra casa común.

Dejarnos seducir por la bondad, la belleza, la paz, la ternura….es un camino que nos moviliza hacia el cuidado de la vida y nos conecta con lo más esencial. Nos hace descubrir que Todos-as somos Uno.

El camino del cuidado nos libera y humaniza y ya no tiene marcha atrás. Nos hace buscar con creatividad nuevas formas para cuidar y proteger nuestro mundo. Hace que nos duela el maltrato en todas sus formas y que venzamos el desánimo, la pereza y la cobardía para cambiar el ritmo de nuestros comportamientos deshumanizados. Y no sólo eso sino que estamos llamadas a contagiar este cambio de paradigma en nuestros ambientes donde nos movemos.

Las 3R de los ecologistas nos proponen:

Reducir el consumo de productos y energía. ¡No hay mejor residuo que el que no se produce! Ejemplos: reducir el consumo de agua y de electricidad, disminuir la cantidad de residuos que generamos. Elegir productos con pocos envoltorios, usando envases retornables, o comprando solamente lo necesario.

 

 

Reutilizar es dar una nueva oportunidad a un producto que hemos desechado porque ya no nos sirve para su uso original. Darle un nuevo uso al residuo antes de desecharlo. Por ejemplo, usando las hojas por ambos lados, o recargar las botellitas de agua.

 

 

 

Reciclar es recuperar los materiales que hay en los productos desechados para volver a fabricar nuevos productos.

Utilizar el residuo como materia prima y generar un nuevo producto. Cuando reciclamos papeles para hacer otros nuevos, o botellas de plástico para hacer buzos polares, tuberías o macetas.

QUIENES SÓMOS


CONTACTO Y LOCALIZACIÓN