Noticias Actualidad

Entrevista a la Hna. Rosaura Patiño, coordinadora General del área de Acción Liberadora

9 septiembre, 2020

El carisma de las Adoratrices desde su Fundación es trabajar para ofrecer alternativas y oportunidades a mujeres que viven diferentes situaciones de exclusión. Gran parte de este trabajo confluye en el área de Acción liberadora. Nos acercamos un poco más a su trabajo del día a día.

La primera pregunta la queremos enfocar a vuestra realidad universal. Cómo hacéis desde el área de Acción Liberadora para poder atender realidades tan distintas en lugares tan distintos…

Ciertamente las realidades son diversas, pero la Congregación tiene claridad en el sujeto específico de la misión y esa diversidad nos exige creatividad para responder a las necesidades de las mujeres en cada lugar. Son muchos años de experiencia de trabajo con la mujer que han ido creando en nosotras un estilo propio en la forma de atender a las mujeres de acuerdo a cada realidad concreta.

Un mundo globalizado en el que por desgracia la mujer y los niños siguen siendo los que más sufren…

se convierte para nosotras en un gran desafío que nos exige estar atentas y formarnos, pues el mundo va más rápido que nosotras y como dice Jesús en el Evangelio, “los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz”. Una de las grandes y complejas problemáticas a la que nos enfrentamos en los distintos lugares, es la trata de personas con fines de explotación sexual, que según informes el 94% de las víctimas son mujeres y niñas. La violencia sexual, el maltrato y la discriminación son parte del día a día de niñas y mujeres de todo el planeta. Una de cada tres mujeres declara haber sufrido algún tipo de violencia física o sexual al menos una vez en su vida.

Centrándonos más en el día a día de la coordinación del Área de Acción Liberadora, ¿Cuáles son las principales actividades?

Bueno, yo no hablaría tanto de actividades. Creo que mi responsabilidad como coordinadora de la Acción Apostólica en la Congregación, es animar y acompañar a los equipos provinciales, pues es en las provincias y concretamente en las comunidades donde se desarrolla la vida y los proyectos con las mujeres. Desde luego que para ello es necesario planear, trazar metas, dar pistas, pero es un trabajo que se hace conjuntamente con los equipos, desde su realidad concreta. Hecho el plan, mi servicio es acompañar, y esto se hace a través de visitas, encuentros de formación, comunicación y lo que cada provincia necesite.

La actuación de las Adoratrices se lleva a cabo especialmente a través de entidades y proyectos locales. Nos podría detallar cuales son las principales características de todos estos proyectos. Es decir, que elementos son comunes a todos ellos dependiendo del lugar donde se encuentren

Sí, las Adoratrices, siendo fieles a nuestro carisma de adorar liberar, hemos desarrollado un estilo propio, una forma de hacer en los proyectos que crea identidad y es lo que configura la propuesta pedagógica de la Congragación alrededor de tres horizontes o ejes de valor: el amor, la liberación y el encuentro, valores que son comunes en todo proyecto adoratriz, pero que requieren especificidades y particularidades en cada territorio y proyecto, de acuerdo a la realidad concreta.

Trataré de explicar brevemente cada uno de estos ejes:

El amor: El cómo de nuestra pedagogía. Es una vía de humanización con las mujeres y se estructura en tres grandes valores: acogida, cuidado y reconocimiento.

La Liberación: El para qué de nuestra pedagogía. Es una vía de autorrealización.

El encuentro: Significa relación interpersonal, vínculo, que constituyen una vía de proximidad, cercanía y compromiso con la mujer.

Y algunos elementos importantes en el estilo pedagógico adoratriz, es la confianza y el respeto a la mujer, que se refleja en la confidencialidad y en la atención singularizada; un clima de acogida y ambiente familiar, que se expresa en el trato a las mujeres y en la exigencia a las educadoras por mantener el ambiente familiar; una actitud de confianza y esperanza en el proceso educativo, que se refleja en el acompañamiento y en la búsqueda de alternativas de inserción para las mujeres.

Una labor que es posible gracias al trabajo de muchas profesionales y de cientos de voluntarios…

que en equipo con las Hermanas hacen un trabajo coordinado, interdisciplinar e intercultural, ofreciendo formación y acompañamiento a las mujeres en la defensa de sus derechos y su liberación personal.

Hemos hablado de proyectos donde el trabajo está centrado en ofrecer oportunidades a las mujeres que sufren cualquier tipo de exclusión, pero también desde esta área se coordinan otros proyectos como son los centros educativos. ¿Qué señas de identidad tienen estos centros educativos?

Distingue a nuestros centros educativos el plan de pastoral, basado también en la Pedagogía el Amor, desarrollada por Santa María Micaela. Se trabaja por una formación de personas libres, responsables, creativas, basada en los valores evangélicos y el Amor a la Eucaristía como Banquete de inclusión.

En términos generales cómo está influyendo la crisis sanitaria y social que ha provocado el coronavirus.

Creo que esta crisis mundial ha afectado de manera significativa a las mujeres que atendemos, por su condición de vulnerabilidad. Con el Covid 19 el problema de consumo de prostitución en muchos lugares del mundo no desapareció, más bien se ha readaptado a las nuevas condiciones de confinamiento. Uno de los principales problemas que han tenido que enfrentar las mujeres, es la falta de recursos económicos para cubrir sus necesidades básicas. Para responder a ello, en cada lugar donde hay presencia adoratriz, de acuerdo a cada realidad, yo diría que los proyectos han tenido que reinventarse para dar respuesta a las nuevas demandas, sobre todo ofreciendo ayudas económicas para transporte y alimentación; y se les ha hecho el seguimiento por teléfono para apoyarles en lo que necesiten. Las casas de acogida han continuado funcionando normalmente con todas las normas de seguridad, y siempre con la presencia de hermanas y profesionales.

Nos despedimos pidiéndole una cita o pensamiento de Santa María Micaela que pueda resumir el trabajo que se hace desde esta Área de Acción Liberadora

¿Y se nos hará penoso y cuesta arriba dar la vida, crédito, fortuna y cuanto poseemos sobre la tierra por salvar una que tanto le costó al Señor toda su sangre sacratísima y divina?”  (Reglamento Interior)

QUIENES SÓMOS


CONTACTO Y LOCALIZACIÓN