Idioma:
Noticias Actualidad

Declaración Final-Asamblea General-Talitha kum

10 octubre, 2019

Al finalizar este semana que nos ha visto ocupadas en Roma, entre las 86 delegadas de 44 países, convocadas para Asamblea general de Talitha Kum en ocasión de su 10 aniversario, cuyo lema era “juntas contra la trata, tejiendo una red en el amor”, os compartimos algo de lo vivido y experimentado en los distintos momentos a lo largo de esta semana.

Han sido días intensos de escucha activa, de compartir, de reflexionar juntas sobre los distintos desafíos que como Iglesia tenemos en esta lucha conjunta contra la trata de personas.

Es siempre muy enriquecedor escuchar desde otra perspectiva a quien comparte esta misma lucha. Hemos ido trabajando teniendo como eje tres verbos: ver, juzgar-iluminar, actuar-proyectar el futuro.

Hemos visto cual es la realidad que nos ocupa y preocupa, la hemos contemplado en los rostros de tantas víctimas, la hemos iluminado con nuestras voces y experiencias, y también con algunas personas expertas de distintos ámbito, social, eclesial e internacional. Nos hemos detenido en
proyectar nuestras acciones futuras.

La asamblea se concluye con una Declaración Final con unos compromisos concretos a llevar a cabo. Todo lo que ha pasado en nosotras para que no pasemos de largo: hay que detenerse, con la certeza de estar siempre en camino.

Muy desafiante ha sido el constatar una vez más la importancia del trabajo en red, y es también una llamada a nuestra Congregación a continuar a trabajar en red, allí donde estemos. Un trabajo a veces difícil, una necesidad en este desafío el trabajar con las iglesias locales, siendo portavoces de las realidades antes de las autoridades, desde el propio contexto y carisma particular, sintiéndonos Iglesia. Con la riqueza que nos habita sintiéndonos en comunión no solo como Congregación, sino también con otras muchas hermanas y hermanos que en el mundo persiguen nuestros mismos objetivos. En un dialogo contemplativo que crea comunión a través el significado de la palabra; escuchar desde un silencio interno que crea un espacio donde puede surgir algo nuevo, construyendo círculos de iguales, acogiendo las diferencias, abrazando los otros puntos de vista. Tantos países, un gran desafío: escucharnos en nuestra diversidad.

A lo largo de los días, hemos puesto nuestra mirada en los motivos de la trata, intentando ir más allá de lo que sabemos. Hay situaciones de vulnerabilidad estructurales, en donde la Iglesia está llamada a responder como Cuerpo de Cristo. Conocer, para comprender el problema y buscar soluciones. Unas preguntas entre otras ¿cuándo las vulnerabilidades llevan a la trata?, ¿Cuáles
son los factores estructurales en los países de origen y destino, que provocan la trata?, ¿la situación de la mujer en muchos países? ¿Cómo levantar la voz en un mundo de desigualdades?

A la vez, un grande interrogante…a nivel de intervención con las víctimas; se habló mucho de las acogidas, de los modelos de acogida, si solo acoger fuera la solución. ¡Pues a veces la acogida puede ser hasta peor que la explotación¡ Nos queda mucho por delante….¿Cómo volver a dar sentido a las vidas de muchas mujeres que han sido explotadas? ¿Cómo promover el trabajo en
Red con su poder transformador de las prácticas que hasta aquí hemos ido utilizando? Los últimos dos días los hemos dedicado a preparar el Documento Final, poniendo mucho énfasis  en el tema de comunicación ad intra y ad extra, en el trabajo en red, en trabajar para un mundo más justo, en la formación y en salir a las fronteras.

El momento más emotivo ha sido seguramente el encuentro con el Papa. El Santo Padre ha renovado su apoyo al trabajo de las distintas congregaciones religiosas en el tema de la trata… “Quiero renovar mi aliento a todos los institutos femeninos de vida consagrada que han dispuesto y sostenido el compromiso de sus monjas en la lucha contra la trata y en la asistencia a las víctimas. A la vez que os invito a dar continuidad a este compromiso, hago un
llamamiento a otras congregaciones religiosas, tanto masculinas como femeninas, para que se adhieran a esta obra misionera, poniendo a disposición personal y recursos para que se pueda llegar a todos los lugares. También espero que aumente el número de fundaciones y benefactores que aseguren su apoyo generoso y desinteresado a vuestras actividades.

Con respecto a esta invitación a otras congregaciones religiosas, me refiero a los problemas que muchas congregaciones tienen, y quizás algunas, tanto femeninas como masculinas, podrán deciros: «Tenemos tantos problemas que resolver internamente, que no podemos…». Decidles que el Papa ha dicho que los problemas «internos» se resuelven saliendo a la calle, así entra aire
fresco. Teniendo en cuenta la magnitud de los desafíos que plantea la trata, es necesario promover un compromiso sinérgico por parte de las diversas realidades eclesiales” (Audiencia a los participantes en la 1ª Asamblea General de Talitha Kum – Red mundial de vida consagrada contra el tráfico de personas, 26.09.2019)

Esta asamblea ha abierto nuevos horizontes, alimentar la esperanza desde un sentido intercongregacional. Es el momento de levantar la voz, ser profetas de esperanza, para decir con
nuestras voces que la liberación es posible.
                                                                                      Hnas Julia Bacelares y M. Luisa Puglisi

Versión Inglés

Declaración Final                                                   Final Declaration

                 Declaración final

                Final Declaration

Leer Noticia

QUIENES SÓMOS


CONTACTO Y LOCALIZACIÓN